martes, 24 de octubre de 2017

Hacia El Embrutecimiento Del Ser Humano.



Es innegable que con los grandes avances tecnológicos que el mundo ha visto hasta el día de hoy, se han facilitado tareas que hasta hace unos siglos eran desgastantes y requerían de mayor mano de obra y tiempo para poderlas realizar; desde la invención de la rueda, la capacidad de crear fuego, la agricultura, la creación y el uso de herramientas, hasta la aparición de las maquinas, la computadora, la internet y la nanotecnología entre otros, se dio un gran salto evolutivo que permitió controlar gran parte de los desafíos que nos rodean, adaptarnos a cambios que una población en crecimiento enfrenta, y permitir la búsqueda constante de avances que minimicen nuestros esfuerzos físicos, brinden una mejor “calidad” de vida y la solución a nuevos retos que como especie aun debemos superar. Cabe destacar los avances en medicina, que de manera casi milagrosa han logrado traer esperanza a millones de personas que vieron frustrados sus sueños en algún momento de sus vidas, y que realmente son provechosos al demostrar una utilidad mas allá que comercial o económica, y no como otro tipo de desarrollos que más allá de ser considerados avances, son maneras o estrategias para lograr que el ser humano deje de pensar por sí mismo, y dependa de la tecnología para hacer trabajos que en algún momento hacíamos sin necesidad de ella.

Actualmente se ha vuelto en una constante que el ser humano acuda a los diferentes dispositivos para hacer una sencilla operación matemática, para conocer nuevas personas, para tener “encuentros” sexuales, incluso para escapar de la realidad, como si estuvieran evitando usar los instintos y las capacidades que nos permitieron evolucionar o simplemente como víctimas de un plan que pretende lograr precisamente eso, alejarnos de nuestra humanidad y conciencia.

Es imposible escapar a los beneficios y utilidades que nos ofrecen los adelantos tecnológicos, y más cuando nos permiten tener más “tiempo libre” y quizás usarlo en nuestras familias o seres queridos, pero en la realidad nada de esto se cumple y en vez de ser menos esclavos, nos encontramos mucho mas hundidos y dependientes que antes, con mas posibilidades pero menos libertad.

¿Qué sucederá el día en el que toda la tecnología que conocemos y de la cual dependemos, desaparezca? ¿Seremos capaces de sobrevivir sin la necesidad de acudir a las tecnologías actuales?
Desde el instintivo y básico hecho de conseguir y preparar nuestros alimentos, hasta poder encontrar soluciones a situaciones cotidianas, el ser humano actual depende casi que totalmente de los medios que no brinda el sistema, lo que se convierte en un peligro mortal por ir olvidando y perdiendo esos conocimientos básicos de sobrevivencia que cualquier ser vivo debería tener y usar para esos momentos en los que nos encontremos sin las comodidades que nos acompañan a diario.

El sistema busca el embrutecimiento del ser humano, volverlo un adicto al sistema y dependiente de la tecnología para poder llevar su vida normal, algo que millones en el planeta no entienden y no captan por desconocer los planes de la elite global que nos gobierna, que entre sus objetivos busca formar al esclavo y borrego perfecto, un ser que no piense, un ser que solo viva de acuerdo a los lineamientos y condiciones que le impongan, un autómata sin instintos, sentimientos, pensamientos, creencias y totalmente vacio.


                                                                                                                           MULDDER CRIOLLO




Translate