COLOMBILANDIA: UNA X QUE DECIDIRÁ EL CAMBIO O LA CONTINUIDAD.



Amigos y no amigos compatriotas, a todos los que amamos a este país que nos vio nacer, quiero enviarles este mensaje días antes de elegir nuestro próximo presidente.

 No pretendo defender a Gustavo Petro ni atacar a Ivan Duque, es más, considero a Duque (Por si solo) un candidato que fuera de la sombra del expresidente Uribe, puede ser una buena opción para dirigir las riendas de nuestro país los próximos 4 años, pero la realidad es otra, lastimosamente este candidato que hasta hace poco nadie conocía, hoy está en segunda vuelta con altas probabilidades de ganar, y digo lastimosamente porque la verdad no se puede tapar como lo pretender hacer creer a los colombianos, que Alvaro Uribe Vélez (AUV) será quien vuelva a retomar el puesto de la presidencia controlando cada uno de los pasos y palabras de su nuevo títere Ivan Duque, pero lo peor de todo no es esto, lo más triste es  la sed de venganza que ha venido creciendo en el corazón del expresidente y hoy senador Uribe, la cual saldrá a flote si como colombianos permitimos que vuelva a dirigir este país, controlando prácticamente las 3 ramas del poder, lo que justamente viene criticando del país vecino, muy famoso en este campaña presidencial.

Respecto a Gustavo Petro, es un candidato que, pese a su pasado guerrillero, ha demostrado con sus obras y prácticas ser una opción sana y coherente para el cambio que tanto venimos exigiendo en el país, que no va a tenerla fácil con un congreso en su mayoría corrupto, pero que nos garantizará el respeto y la independencia en las tres ramas del poder, y como tal la eliminación del clientelismo, la mermelada, los carteles y la falta de justicia y equidad que de tanto carece nuestro país.

Nuestro país merece un cambio, ya basta de AUV, ya basta de los mismos con las mismas, ya basta de falsos positivos, ya basta de muerte, ya basta de venganzas, ya fue suficiente con medio siglo de guerra y sangre, los muertos los han puesto los más humildes, mientras los ricos disfrutan de los terrenos baldíos que ha dejado la ausencia de paz. Nos jugamos nuestro futuro, nos jugamos la vida en esta decisión tan importante que tomaremos el próximo domingo 17 de junio es por la vida, es por el porvenir, y como tal esta en nuestras manos elegir bien y seguir en el mismo camino que inicio hace casi 200 años de historia en Colombia

Los invito a reflexionar y repensar si queremos un cambio o mas de lo mismo, y si su postura se inclina hacia la continuidad, se respeta, pero no es justo con todos aquellos que perdieron familiares en una guerra que en nada beneficio a los ciudadanos.

Es mi mensaje para todos a los que llegue este escrito, no hablamos de un partido de futbol que se pierde y al poco tiempo se gana, es algo que definirá nuestra forma de vivir los proximos 4 años y por lo tanto de nuestro bienestar.


MULDDER CRIOLLO

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Pandemia Controlada: La Elite y su Estrategia Parte 1.

La Experimentacion Social Durante el COVID-19

El Mundo No Volverá A Ser El Mismo.