miércoles, 17 de agosto de 2016

UN MUNDO ENFERMO.




Es difícil abrir los ojos cada día y contemplar con impotencia el grado de maldad  que invade el planeta, que imparable aumenta con el tiempo sin visos de mejora, removiendo poco a poco de nuestro interior los últimos vestigios de esperanza de ver una humanidad más humana y comprometida con su porvenir. Los seres humanos nos hemos transformado en autómatas, persiguiendo el materialismo, actuando la vida bajo un guion escrito, moldeados por la moda y dirigidos a nuestra propia destrucción, completamente enceguecidos por un ego que nos obligó a destruir nuestro ambiente, nuestro sustento y nuestra esencia, pasando por encima de otras especies y por consiguiente rebajándonos a ser una enfermedad que como un cáncer llego a destruir todo a su paso, borrando con sus actos toda muestra de vida y reduciendo al mínimo las probabilidades de darle un respiro a una planeta que pide ayuda a gritos. Estar convencidos que somos el acto más perfecto de la creación, ha llevado a usarlo equivocadamente como la justificación más conveniente y cómoda para el desperdicio de recursos que como cabezas de la cadena evolutiva necesitamos, afectando directamente a todos los seres que cohabitan este pequeño punto azul y demostrando que al final de cuentas no logramos nada si continuamos con esta mentalidad egoísta y derrochadora que nos ha caracterizado durante cientos de años y que hoy nos tiene a portas del abismo, muy cercanos a un punto de no retorno.






La huella ambiental del hombre sobre el planeta no es la única demostración de deterioro y maldad respecto a nuestra actividad, una larga lista de sucesos recientes nos catapultan a ocupar el último lugar en todas las asignaturas que conforman el largo compendio de requisitos necesarios para merecer un lugar en la evolución, en la historia y por lo tanto en el futuro de nuestra civilización. Nos hemos venido alejando del rumbo que debemos transitar y adquirimos comportamientos y aptitudes dignas de verdaderos monstruos que solo se pueden ver en muchas películas de ficción, y que ratifican el grado de descontrol en el que hemos caído, tanto,  que ya ni somos capaces de enderezar nuestras acciones sin necesidad que venga algo o alguien para hacernos recobrar el sentido de nuestras vidas, porque sencillamente nos volvimos dependientes de lo que vemos y renunciamos a usar nuestro cerebro de una manera más lógica, coherente y consecuente.





En un planeta donde lo absurdo tiende a volverse cotidiano y en donde cada vez las personas aceptan con mas facilidad los sucesos que hasta hace poco veíamos como tragedias y locuras, es imposible pensar en desarrollo y evolución, es hipócrita y mentirosa la idea de que vamos por buen camino siendo que los hechos demuestran todo lo contrario, porque la realidad indica que nada anda bien y muchas piezas no están cumpliendo la función para las que en teoría fueron creadas, y si entramos a analizar la ilógica de nuestro proceder, quedaríamos espantados al descubrir lo lejos que nos encontramos de nuestra verdadera identidad, esa que instintivamente nos obligaba a reaccionar cuando algo no estaba bien, aquella que luchaba por lo correcto, que sentía rabia o descontento al notar que las cosas no funcionaban como la lógica lo indica, o que sencillamente generaba los sentimientos de rechazo e inconformismo que en la actualidad desaparecieron por completo y  en su momento fueron importantes para hacerle frente a los cambios que el sistema consideró necesarios para una sociedad más “vanguardista” y liberal.




No es facil aceptar que la iglesia, considerada durante siglos como la institucion mas ejemplar y correcta, resulte ser una guarida de criminales y la fachada perfecta para esconder enfermos sexuales que usan su autoridad y falsa Filantropia para acercarse a infantes inocentes y abusarlos en su integridad, aunque no seria justo generalizar, si es bueno dejar en claro estos actos que al parecer pasan inadvertidos frente a los ojos de las personas, y llevados al olvido como si nunca hubieran salido a la luz en la mas grande crisis que ha sufrido la religion en toda su historia. Es necesario recordar y tener al tanto esta triste verdad, que a pesar de ser eliminada de las mentes de aquellos que aun mantienen su fidelidad hacia las religiones, es esclarecedora para quienes decidieron mantenerse al margen de ellas, y enfocar sus vidas alejadas de doctrinas y dogmas que solo esclavizaron a gran parte de la poblacion y la sumieron en la oscuridad de la que tanto intentaron escapar.




Estamos frente a una gran crisis institucional, que no solo se apodero de la iglesia y sus diversos frentes, sino de los gobiernos y cada una de sus instancias, inclusive aquellas que fueron conformadas para defender los derechos humanos, su seguridad y protección, no tuvieron la opción de resistirse a tan grande poder. Nada ha escapado de esa fuerza maligna que corrompe y envenena desde el más bajo hasta el más alto cargo, dejando sin opciones a una minoría de la sociedad que incansablemente lucha para darle orden a este caos que fulminantemente ha venido acabando por derrumbar lo poco que aún sigue en pie, e increíblemente ha contado con la colaboración de las mismas víctimas que por su falta de compromiso y atención, solo han servido como facilitadores de un trabajo que está a punto de ser culminado.


Las opciones para salir de este enredo se muestran cada vez mas reducidas, y seguramente se estara planeando la manera de ponerle obstaculos a la poblacion para evitar que llegue utilizarlas, sin embargo, no cabe duda que la persistencia y la constancia pueden hacer la diferencia y no seria justo rendirse en momentos tan decisivos e importantes como los actuales, por lo que hago extenso mi llamado a todas las personas a las que llegue este articulo, para que desde su accion y ejemplo cultiven de nuevo los valores que tanto le hacen falta a la sociedad, incentivando no solo a su projimo sino a sus familiares y amigos los conocimientos y practicas que han  mantenido en pie a un pequeño sector  de la poblacion mundial, que alejada de las distracciones de la elite, ha podido sostenerse para venir a liderar un movimiento denominado ANTINOM (Anti Nuevo Orden Mundial) el cual requiere de mas seguidores y mas mentes comprometidas en esta guerra por la libertad que apenas comienza. 

https://informacionlibertaria.wordpress.com/2012/03/01/nuevo-orden-mundial-introduccion-instituciones-pruebas-y-resistencia/



Translate