miércoles, 31 de enero de 2018

Si pedimos el cambio, ¿Porque defendemos el sistema actual?



Posiblemente muchos blogueros habrán tocado este tema en algún momento, o pueda que existan múltiples videos que se enfoquen en estas cuestiones por las que hoy escribo, pero no me basaré en algún artículo o blog en particular para dar mi humilde opinión acerca de este interrogante que me atormenta cada vez  que presencio las actitudes (no sé si reprochables), de la mayoría de las personas que habitan en este planeta, más cuando estamos siendo participes y testigos de un gran movimiento mundial a todo nivel que pretende traer a la realidad aquel mundo descrito en la gran novela de George Orwell denominada 1984,  y que a mi parecer no se diferencia en gran manera de la actualidad social, política y económica que se vive en estos días, donde con cada nueva norma o ley se va dibujando la vida que nos espera, con trasformaciones que van construyendo poco a poco la cárcel que en algún futuro cercano será oficialmente nuestro hogar.

Con las recientes noticias de escándalos sexuales, tráfico de órganos, robo de niños, pedofilia, corrupción, sociedades y grupos secretos, paraísos fiscales, etc., etc., etc., el mundo y más específicamente la sociedad, ha continuado su vida como si nada pasara, como si todo fuera perfecto, como si la felicidad fuera el pan de cada día, como si viviéramos en un paraíso donde todos trabajan, donde todos se divierten, donde la bondad y los valores corren frente a nuestras casas, donde la vida es justa para todos, donde todos tienen y nadie le falta nada, cuando la realidad que pasa ante mis ojos, la que se vive, la que se toca, la que se huele y la que se siente, es la que demuestra que estamos en un mundo podrido, gobernado por enfermos, por sádicos y locos mentales, y en la que los únicos que pueden hacer algo, se encuentran adormecidos, ocupados, engañados, entretenidos, o sencillamente mirando hacia otro lado, ocultando las cabezas dentro de la tierra, o ensimismados en un mundo virtual donde se “refugien” esperando a que pase la tormenta, esa que se creó en el mismo momento en que se le dio poder a esos que hoy nos gobiernan, a esos que por ser de descendencia “real” hoy continúan campantes y sonrientes viviendo a costa de su pueblo, a esos “ídolos” que cumplen una función de entretener a la masa para que esta no despierte y les permita hacer y deshacer sin que se pueda hacer absolutamente nada.

No escribo mentiras, no estoy describiendo la situación de otro planeta o de alguna película, es la verdad del mundo que nos rodea, donde cada día los que escogemos para gobernarnos, asumen un rol de tiranos, buscando la manera de jodernos la vida, cobrándonos hasta por respirar, impidiéndonos pensar, exigir, o no estar de acuerdo, obligándonos a comportarnos como maquinas, como borregos, como objetos que producen rentabilidad para ellos, pero que desechan al cumplir la función requerida. No hemos venido a este mundo a vivir sino a sufrir, a soportar, a aguantar, a tratar de no pasarla tan mal, a sobrevivir manteniendo un sistema que se alimenta de nosotros, de nuestros trabajos, del consumismo, del juego en el que decidimos jugar sin saber que era nuestro infierno disfrazado, uno que la mayoría de los humanos esta dispuesto a defender sin saber que al otro lado del mundo o talvez más cerca de lo que cree, existe alguien que desea tener un poco del agua o de la comida que se desecha a diario, pero que por el salvajismo y la falta de control en la que se vive, no importa el sufrimiento de otros.

Si tanto se pide un cambio, ¿Por qué continuamos defendiendo este sistema que nos gobierna?, existe tanto espacio para todos, tanta comida, tantos recursos, suficiente para todos los seres humanos y anualmente mueren personas por desnutrición, o muchos no tienen un techo, y ni hablar de avances médicos que pueden mejorar la vida de millones de personas, pero que por cuestiones de raza o dinero, solo terminan beneficiando a unos cuantos.

Si tanta tecnología se tiene actualmente, ¿porque no crear máquinas para que trabajen mientras la humanidad dedica su vida a vivir?

El sistema actual nos mantiene frenados evolutivamente, las nuevas generaciones se perderán si se forman sobre valores que continúen alimentando este nuevo orden. El ser humano dejo de existir desde el día que dejo de pensar y sentir, para convertirse en un objeto que cree vivir, conformándose con las migajas que le brinda su gobierno, callando y acatando cada prohibición y nueva norma por restrictiva que sea, olvidando así el poder que se encuentra atascado en su interior por culpa de su falta de control e interés.


Si tanto se desea un cambio, la responsabilidad está en todos y cada uno de nosotros, y no en una persona, o extraterrestre que venga a salvarnos desde un lugar lejano. Si la humanidad sigue esperando a que alguien le rescate de esta cárcel, se quedara esperando toda una eternidad y no pasara absolutamente nada, o si, si pasara algo, estaremos mucho más hundidos que antes, estaremos completamente perdidos y sin ninguna esperanza de resurgimiento. 


                                                                                          MULDDER CRIOLLO

Translate